Perez

Members
  • Numero contenuti

    33
  • Iscritto

  • Ultima visita


Reputazione Forum

44 Excellent

Su Perez

  • Rank
    Advanced Member

Attività di Perez

  1. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Colibrì goladifiamma   

    Los colibrí son seguramente las aves más elegantes que existen, una familia compuesta por más de 300 especies para las cuales las dimensiones más pequeñas del mundo alado están asociadas con los colores más brillantes de la librea. La mayoría de las especies tienen su propio área de distribución en el área centro-norte de América del Sur, pero en los meses de verano algunas especies llegan a Alaska y una hasta Tierra del Fuego. Su difusión varía desde el nivel del mar hasta alrededor de 2.700 metros sobre el nivel del mar. de las especies andinas. Lo que muchos ignoran, sus hermosos colores no tienen una base lipocrómica, sino que son reflejos de luz producidos por la estructura de plumas y plumas. La alimentación de los colibrí ', como es bien sabido, se basa en el néctar de flores enriquecidas por mosquitos y pequeñas arañas, y esto es precisamente lo que ha frenado su propagación como aves aviarias durante años. Desde hace varios años, los néctares artificiales han estado disponibles en el mercado, lo que facilita la reproducción, y también se están comenzando a ver reproducciones en cautiverio. Otra peculiaridad que complica mucho la detención es su marcada territorialidad, de hecho, aparte de muy pocas especies, de hecho, hay quienes solo admiten una: las orejas moradas de Colibri (coruscans de Colibri), que vive y cría crías en pareja: en los demás, cada sujeto tiene su propio territorio y los contactos entre los sujetos son limitados al momento del apareamiento, después de lo cual las hembras eclosionan y crían las crías solas. Esta territorialidad, en espacios pequeños, a menudo conduce a la muerte de uno de los sujetos de la pareja. Esta es mi experiencia: dos parejas: una de (Colibri 'coruscans) y la otra de (Colibri' delphinae), alojadas adecuadamente en aviarios comunes de 120 cm. en un gran ático cuya temperatura nunca cayó por debajo de los 15 grados. El alojamiento en estos aviarios tenía que ser temporal porque pensé, si había tenido éxito en su cría, preparar una especie de cerraduras pequeñas para alojarlas con varias especies de bromelias como muebles. Cuando me di cuenta de que con sus heces prácticamente cristalizaban todo, decidí no moverlos más de ese alojamiento. ¿Crees que una vez al mes tuve que lavar completamente los aviarios con agua caliente para disolver los azúcares? Algo muy importante a tener en cuenta es el tamaño de las perchas, deben ser tan delgadas que la pata pueda rodearlas por completo, esto porque por la noche el colibri ralentiza su metabolismo para ingresar casi en la catalepsia y la pata se pone rígida alrededor de la percha. Si esto es demasiado grande, el colibri cae al suelo y permanece allí hasta el momento del despertar, que no está dictado por la luz del amanecer sino por el logro de la temperatura ambiente ideal. Siempre deben tener una bandeja con agua limpia para el baño, es esencial que el plumaje esté siempre limpio, bajo pena de dificultad en el vuelo. Como alimento para mi colibrí, administré un néctar de composición casera, obtenido al disolver glucosa o azúcar moreno, polen, miel y alimentos para bebés liofilizados para bebés en agua, en un cartón de leche cortado por la mitad y colocado en el fondo. fermentar para tener siempre Drosere (moscas de la fruta); fue un espectáculo verlos atraparlos. Mantuve los coruscans de Colibri en pares y, en cambio, las delfinas con el divisor, a pesar de este arreglo, a menudo se deslizaban por las barras. En el año que los guardé, todos los intentos de que compartiera la jaula terminaron en una pelea. Honestamente, como las aves enjauladas, son bastante monótonas, una vez que eliges el gallinero, pasan todo el día prácticamente inmóviles, volando solo para alimentarse. En ese momento pensé que dependía del tamaño pequeño de las jaulas en las que los guardaba, pero cuando se los vendí a un amigo que tenía un invernadero en el que criaba a Tangare y Nettarinie, me di cuenta de que el comportamiento seguía siendo el mismo y, como vi posteriormente en algunos documentales, incluso en la naturaleza no cambia mucho.
    • 4
  2. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione although old in the forum I introduce myself   

    bienvenido de nuevo pronto
     
     
     
    • 0
  3. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Coronavirus   

    Uno se encuentra formulando pensamientos como destellos, cámara lenta pero destellos. Nos encontramos en ese estado de interdicción que solo en ciertas tardes de noviembre nos sorprendió como estudiantes de secundaria mirando al techo, los niños nunca vivirán este antiguo estado mental, nunca. Así que miras un punto sin significado, sin ubicación, más allá de la ventana, más allá del cielo ... y piensas en viajes nunca realizados, a la vida en el sentido de la Vida y el pasado y el amor inacabado. Es una fase imbuida sin lugares, sin tiempos y sin nada realmente enfocado. Mejor así. Quien nos habla, quien nos informa transmite conceptos de peligro y nos acosa con nociones. Fragmentado todo. Que tengas una buena vida.
    • 1
  4. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione distinzione fra nidiacei granivori e insettivori.   

    decir que el color de la cavidad bucal de los pollitos no es una regla fija para distinguir los insectívoros y los granívoros, lo siento. Además del Blackcap, también hay otros insectívoros orales rojos, como el Beccafico, su pariente cercano. Al menos una excepción parcial del signo inverso, es la alondra que, aunque principalmente granívora, tiene polluelos con cavidad oral amarilla. También hay casos de granívoros con cavidad oral rosada en pollitos, p. Ej. Hawfinch y Bullfinch, pero diría que el rosa es similar al rojo. Hay insectívoros orales de color naranja como el ruiseñor y el pechiazul. Sin embargo, diría que el parámetro de color de la cavidad bucal de los polluelos, incluso si no es seguro, es útil y debe considerarse junto con otros parámetros. Para una búsqueda, podría sugerir el texto "Nidos, huevos y polluelos de las Aves de Europa" de Colin Harrison. Franco Muzzio Editore Que los granívoros durante la cría de los jóvenes se vuelvan parcialmente insectívoros (con excepciones) en mayor o menor medida, ciertamente no es un descubrimiento reciente. He leído en algunos textos que el Verdone mencionado anteriormente tomaría insectos después del destete. Hay especies que se vuelven muy insectívoras cuando tienen crías, como Zigoli o Finch, otras mucho menos como Verzellino. Como las indicaciones en mi opinión fueron bastante buenas en general, noté que mencioné un imbécil del excelente comercio, así como la señalización del huevo, no consideré hacer comentarios. Cada especie o al menos género requeriría un discurso en sí mismo, pero en principio, porque los excelentes productos granívoros del comercio y también el huevo cocido, mezclado con una base y posiblemente humedecido, están bien, junto con otras cosas y no se deben olvidar. agua. Al ser muy proteico, el huevo es un excelente sustituto o sustituto de los insectos, al menos para los granívoros menos exigentes. Hay quienes todavía usan pan empapado en leche, pero este alimento no se considera muy adecuado porque las aves no digieren el azúcar de la leche (lactosa). No es casualidad que la caseína (proteína de la leche) se prefiera generalmente en puré. No digo más ya que no soy muy bueno como batidor; de hecho, siempre he respetado rigurosamente los nidos como los jóvenes que acaban de volar en la naturaleza y en mi crianza siempre he seleccionado la actitud hacia el cuidado de los padres y no solo la belleza de los sujetos. Como resultado, he tenido experiencias imbéciles manuales bastante limitadas, principalmente ayuda en situaciones difíciles, aunque a menudo exitosas. Espero que intervengan amigos más experimentados en este caso.
    • 7
  5. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Per malattia perora non posso più essere presente nel forum   

    Te deseo una buena recuperación
    • 0
  6. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione ciao a tutti   

    bienvenida
    • 0
  7. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Eccomi!   

    bienvenida
    • 0
  8. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Ca' Sugnu   

    Bienvenido de nuevo a nosotros ...
    • 0
  9. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione SPECIE DUBBIE   

    La posibilidad o incluso la probabilidad de heredar variaciones de instinto en el estado de naturaleza, se confirma y se confirma examinando brevemente algunos casos en el estado domesticado. nosotros de esta forma podremos reconocer las partes respectivas como el hábito y la elección de las mismas Estas variaciones accidentales han tenido en la modificación de las cualidades mentales de nuestros animales Animales domésticos. Las cualidades mentales varían ampliamente en las mascotas. Entre gatos, p. uno está naturalmente inclinado a tomar ratas, el otro a tomar ratones; y estas inclinaciones son conocidas son heredados Según San Juan, un gato siempre traía pájaros salvajes a casa, otro liebres o conejos, otro más cazó sobre terreno pantanoso y tomó francolini o todas las noches Woodcock. Hay muchos ejemplos curiosos auténticos de la herencia de todas las gradaciones de la diferentes disposiciones y gustos, no el de los trucos más curiosos, asociados con ciertos estados de la mente, o en ciertos períodos de tiempo. Consideremos el caso familiar de las diversas razas de perros. No se puede dudar de que los perros de cría jóvenes (yo mismo he visto un ejemplo singular) a veces buscan el juego, e incluso superan a otros perros, desde el primer día en adelante a los cuales son conducidos en el campo; la propiedad del ahorro se hereda en cierta medida de los perros de rescatar; y la tendencia a correr alrededor del rebaño, en lugar de seguirlo, es típica de los perros pastores. No pude ver ninguna diferencia esencial entre estas acciones y los instintos reales mientras lo haces actúan por jóvenes sin ninguna experiencia y de la misma manera por cada individuo, y sí lo hacen con gran interés de todas las razas y sin conocer su propósito; - como los perros jóvenes de se detiene no saben detener el juego para ayudar a su maestro más que la mariposa Bianca sabe por qué pone sus huevos en la hoja de col. Si observamos una especie de lobo, todavía joven y sin educación, en el instante en que olfatea a su presa, permanezca inmóvil como una estatua, y luego camine lentamente hacia ella con un tendencia particular; y cuando vimos otra especie, en lugar de apresurarnos contra una manada de gamos, corriendo para cazarlos hasta un punto distante, ciertamente deberíamos instintivamente llame a estas operaciones. Esos instintos, que pueden llamarse domésticos, son ciertamente mucho menos fijo que los instintos naturales; pero están sujetos a una elección muy riguroso y se han transmitido por un período incomparablemente más corto y bajo circunstancias de vida menos constante Al cruzar diferentes razas de perros, se observa cuán fuerte es la tendencia a heredar instintos domésticos, hábitos y disposiciones diferentes, y de qué manera curiosa permanecen revuelva. De hecho, se sabe que el cruce del galgo con el perro bull ha influido en muchos generaciones sobre el coraje y la tenacidad de los primeros, y que un cruce del galgo con el perro Shepherd produjo una familia de perros pastores, con una tendencia particular a perseguir liebres. la Los instintos domésticos, así experimentados por medio del mestizaje, se asemejan a los instintos naturales. que de manera similar se confunden estrechamente y por mucho tiempo ofrecen rastros de instintos de los progenitores; Por ejemplo, Le Roy describe un perro, cuyo antepasado era un lobo, que dio signos de su parentesco salvaje de una sola manera, es decir, nunca corriendo en línea recta hacia el su amo, cuando lo llamó. Los instintos domésticos a veces se denominan acciones que se heredaron solo para El hábito prolongado e impuesto, pero esto no existe. Nadie hubiera imaginado que es posible entrenar a una paloma para hacer la caída, una acción que puedo atestiguar es realizado por las palomas jóvenes de esa raza, sin haber visto nunca la caída. Se puede suponer que algunas palomas tenían una ligera tendencia hacia este extraño hábito, e que la elección duradera de los mejores individuos, en generaciones posteriores, los haría capaz de hacer la caída como se observa actualmente. Hay palomar en Glasgow de estas palomas que, según informó M. Brent, no pueden volar hasta dieciocho pulgadas sin girar la cabeza debajo de las piernas: probablemente nadie hubiera pensado en entrenar a un perro parado, si antes algún perro no había mostrado una tendencia natural a este propósito y sabemos que esta tendencia ocurrió accidentalmente, ya que tengo observado una vez en un basset puro. El acto de apuntar en el perro es probablemente, como muchos pensaron, solo la exagerada pausa de un animal preparándose para saltar sobre su presa. Cuando se explicó adecuadamente la tendencia primitiva a detenerse, la elección metódica y el los efectos heredados de la educación forzada, en cada generación sucesiva, habrían logrado el trabajo; entonces la elección inadvertida habría continuado en este sentido, como todo hombre ama consigue esos perros que se detienen y buscan mejor. Por otro lado, el hábito solo puede ser suficiente en algunos casos; ningún animal es más difícil de domesticar pequeños conejos salvajes; por el contrario, no encontrarás un animal más doméstico que jóvenes conejos domesticados. Pero no puedo suponer que los conejos domésticos hayan sido elegidos por su docilidad; y debo suponer que todo el cambio heredado del extremo desenfreno a la docilidad y sumisión extrema, tanto simplemente por hábito como por El encarcelamiento cercano continuó durante mucho tiempo. Los instintos naturales se pierden en el estado de domesticidad. Tenemos un ejemplo notable de esto en esas razas de pollos que rara vez o incluso nunca se convierten en criadores, es decir, nunca desean reclinarse sobre sus huevos. La habituación nos aleja de mirar cuán vastos y universales son los cambios ocurrieron en las facultades mentales de nuestras mascotas, debido a su efecto confinamiento. Tampoco se puede dudar de que el afecto por los humanos no se hace instintivo en los perros. Todos los lobos, los zorros, chacales y especies del género gato, cuando se convirtieron en domésticos, se mostraron más ardiente en perseguir pollos, ovejas y cerdos; y esta tendencia se encontró incurable incluso en el perros que fueron transportados pequeños desde aquellos países en los que los salvajes no mantienen a estos animales en domesticidad, como la de Tierra del Fuego y Australia. Por otro lado, qué raro es que haya es necesario acostumbrar a nuestros perros civilizados, incluso cuando son muy jóvenes, no perseguirlos pollos, ovejas y cerdos! Ciertamente, de vez en cuando se permiten perseguirlos, y para esto los golpeamos, y cuando eso no es suficiente los destruimos; de ahí el hábito, con cierto grado de elección, probablemente influenciada para civilizar a nuestros perros por medio de la herencia. Después de todo, yo por costumbre, los polluelos han perdido por completo el miedo a los perros y gatos, lo que sin duda estaba en son de origen instintivo; de la misma manera que este miedo es instintivo en los faisanes jóvenes, aunque son criados por la madre gallina. No es que las chicas hayan liberado todo el miedo, sino el único miedo a la perros y gatos; porque si la gallina da el grito de alarma, corren a esconderse bajo sus alas (especialmente pavos jóvenes); o van a esconderse en las hierbas o arbustos cercanos y esto viene de evidentemente por el propósito instintivo de permitir que su madre vuele, como lo hacen observa las aves salvajes que permanecen en el suelo. Pero este instinto, preservado por el nuestro polluelos, se ha vuelto inútil en el estado de domesticidad, porque la gallina ha perdido casi por completo La capacidad de volar sin uso. Entonces podemos deducir de ello que en el estado de domesticidad se adquirieron algunos instintos y el los instintos naturales se perdieron, en parte por hábito y en parte por la elección del hombre, quien eligió y acumuló, durante las generaciones sucesivas, esos hábitos particulares y acciones mentales que por nuestra ignorancia parecían accidentales. En algunos casos, la única adicción forzada fue suficiente para producir cambios mentales hereditarios; en otros casos la coartación no dio ningún resultado, y todas las modificaciones resultantes de la elección continuaron metódica e inadvertidamente: ma En la pluralidad de casos, el hábito y la elección probablemente actuaron simultáneamente. Quizás entenderemos mejor cómo cambiaron los instintos en el estado de naturaleza de la elección, si consideramos algunos hechos particulares. Elegiré solo tres de los que tendré en discutir mi trabajo en el futuro; es decir, el instinto que determina que el cuco abandone sus huevos en el nidos de otras aves, el instinto de ciertas hormigas de hacer esclavos y, finalmente, la capacidad de construir células en la abeja domestica. Estos dos últimos instintos son generalmente, y con buena razón; considerado por naturalistas como el más portentoso de todos los instintos conocidos. Instinto de cuco. - Algunos naturalistas admiten que la causa más inmediata y final del instinto del cuco si la hembra pone sus huevos a intervalos de dos o tres días, en lugar de a diario; así que si ella hizo su propio nido y aterrizó en sus huevos, deberían dejar el primer puesto durante algún tiempo sin incubación, de lo contrario se encontrarían en el mismo nido los huevos y los pajaritos de diferentes edades. Si es así, el juicio de la la eclosión y la eclosión de los huevos serían inconvenientemente largas, y especialmente para pel reflexión de que la madre debe emigrar muy temprano; y los primeros pájaros, pelados del huevo, probablemente deberían ser alimentados solo por el macho. Pero la hembra del cuco americano es precisamente en estas condiciones; porque forma su nido y pone huevos, y la cáscara joven del huevo al mismo tiempo. Fue reclamado y luego negado que el mirlo de América también pone a veces sus huevos en los nidos de otras aves; pero recientemente aprendí del dr. Merrel de Jowa que él una vez en Illinois encontró un joven cuco junto con una joven urraca en el nido del Garrulus cristatus, y dado que ambos tenían sus plumas, no se puede admitir un error clasificación. Podría dar varios ejemplos de diferentes pájaros que ponen sus huevos en ellos. nidos de otras aves. Ahora supongamos que el ancestro antiguo de nuestro cuco europeo tenía la hábitos del cuco americano; pero que de vez en cuando ponía un huevo en el nido de otro ave. Si el viejo cuco de este hábito accidental se hubiera beneficiado de migrar más pronto o de otra manera; o si el joven cuco, siguiendo el instinto maternal engañoso de otra especie se había vuelto más robusta que bajo el cuidado de su madre, que era cobrado de más por el cuidado contemporáneo de los huevos y los niños pequeños de diferentes edades, sería surgió una ventaja, ya sea para los padres o para los jóvenes alimentados a expensas de otras aves. La analogía I llevaría a creer que las aves, así criadas, podrían seguir lo accidental por herencia y hábito aberrante de su madre; y a su vez serían capaces de poner huevos en los nidos de las otras aves y de esta manera tendrían éxito en criar una descendencia más robusta. Por un proceso continuo de este hecho, creo que el instinto singular de nuestro cuco puede haberse formado. También fue recientemente y por razones suficientes con el apoyo de Adolfo Müller, que el cuco ocasionalmente pone sus huevos en el suelo desnudo, los incuba y alimenta a los polluelos; esta rara ed Un fenómeno interesante es probablemente una reversión al instinto de anidación original durante mucho tiempo. tiempo perdido Me objetaron no haber mencionado otros instintos y adaptaciones similares del cuco que se llamaron necesidades coordinadas. Pero en todos los casos, la especulación en torno a un solo instinto y conocido en una sola especie es inútil, porque no tenemos hechos que sirvan de guía. Hasta estos instintos solo conocían los instintos del cuco europeo y americano parasitaria; pero las observaciones de E. Ramsay ahora nos han hecho conscientes de las tres especies australianas que ponen sus huevos en nidos extraños. Aquí se deben considerar tres puntos principales: en primer lugar, el El cuco común, con raras excepciones, solo pone un huevo en un nido, por lo que el polluelo es grande y voraz recibe alimento rico. En segundo lugar, el huevo es tan pequeño que no es más grande que el de una alondra, un pájaro cuatro veces más pequeño que el cuco. Que el pequeño tamaño del huevo son un caso de adaptación, podemos deducir del hecho de que el cuco parásito estadounidense pone huevos correspondientes a su tamaño. Finalmente, el joven cuco se muestra inmediatamente después de la instinto de nacimiento, fuerza y una tribuna adecuada para arrojar a sus hermanos nutritivos del nido luego mueren de frío y hambre. Pero se ha argumentado audazmente que esta es una medida benevolente, para que el joven cuco reciba suficiente comida, y sus criados hermanos perezcan antes comprar mucho sentimiento! Pasemos ahora a las especies australianas. Aunque estas aves solo ponen un huevo en uno Sin embargo, en el mismo nido se encuentran dos y también tres huevos. En el cuco de bronce los huevos varían mucho en tamaño, midiendo de ocho a diez líneas de largo. si había sido de alguna ventaja para esta especie engendrar huevos aún más pequeños de lo que tenían yace en el presente, ya sea para engañar más fácilmente a los padres nutritivos o, lo que me parece más probable, porque eclosionan más fácilmente (habiendo afirmado que hay un cierto relación entre el tamaño de los huevos y la duración de la incubación); entonces no sería difícil admitiendo que se forma una raza o especie que genera huevos cada vez más pequeños, que habrían sido criados y criados más fácilmente. Ramsay señala que dos cucos australianos, cuando ponen sus huevos en un nido abierto, muestran una preferencia definitiva por esos nidos, i que contienen huevos de color similar al suyo. La especie europea ciertamente tiene uno tendencia a este instinto, pero no rara vez se aparta de él, como se puede ver cuando pone su huevo oscuro y claro en el nido de la grisetta (Accentor) que tiene huevos de color azul verdoso pálido. Si el nuestro cuco siempre mostraba el instinto anterior, esto debería contarse entre aquellos que fueron comprados de repente. Los huevos del cuco de bronce australiano, según Ramsay, varían extraordinariamente en color, de modo que a este respecto y con respecto al tamaño La elección natural podría haber asegurado y arreglado una variación ventajosa. Con respecto al cuco europeo, los niños pequeños de los padres nutritivos provienen del cuco. arrojado del nido como de costumbre tres días después de que haya dejado el huevo, y desde esta edad él es muy débil, por lo que Gould fue el primero en opinar que el acto de deportación se había llevado a cabo por los mismos padres nutritivos. Pero ahora tenía una descripción fiel, lo que demuestra que fue observado un joven cuco, todavía ciego e incapaz de soportar su cabeza, en el mismo momento en que Expulsó a sus hermanos de alimentación del nido. Uno de ellos fue reportado por el observador al nido, e fue nuevamente expulsado. Dado que para el joven cuco probablemente era de gran importancia recibir en los primeros días después del nacimiento la mayor cantidad posible de alimento, no sé para encontrar, con respecto a los medios por los cuales se puede lograr ese instinto extraño y odioso, no hay dificultad en admitir que el cuco adquirió durante muchas generaciones sucesivas lentamente la tendencia ciega, la fuerza suficiente y la estructura adaptada para arrojar la suya desde el nido hermanos cariñosos; para aquellos entre los jóvenes cucos, que se habían desarrollado mejor ese hábito y estructura habrán sido los mejor alimentados y seguramente criados. El primero Un paso para alcanzar el verdadero instinto podría ser una inquietud inconsciente por parte del joven pájaro, algo avanzado en edad y fuerza; el hábito habrá sido mejorado más tarde transmitido a una edad más temprana. No pude ver aquí una dificultad mayor que esa se encuentra explicando cómo las crías no nacidas de otras aves reciben el instinto de romper la cáscara de su huevo, o cómo, como dice Owen, las serpientes jóvenes adquieren en la mandíbula parte superior de un diente de transición agudo para cortar la cáscara de huevo tenaz. Desde cada parte y en todas las edades están sujetas a variaciones individuales que luego tienden a transmitirse por herencia en época correspondiente - proposición que no puede ser impugnada; - así el instinto y la estructura en el los jóvenes pueden estar sujetos a cambios lentos, no menos que en los adultos, y en ambos casos deben subsistir o caer con toda la teoría de la elección natural. Algunas especies de Molothrus, un género bastante diferente de aves americanas, similar al nuestro. los estorninos, tienen hábitos parásitos como el cuco. Según las noticias de Hudson, ejemplifico observador, los dos sexos de Molothrus badius viven en bandadas promiscuamente, y a veces lo hacen aparearse. A veces construyen su propio nido, otras veces eligen uno que pertenece a otro pájaro, y expulsan a la cría. Estas aves ahora también ponen sus huevos en el nido apropiándose ahora, algo muy extraño, construyen los suyos que se superponen con eso. También eclosionan los huevos solos y alimentan a sus crías. Pero Hudson cree Es probable que en ocasiones vivan parásitos, habiendo observado los polluelos de esta especie mientras siguieron pájaros viejos de otra especie e invocaron alimento de ellos. Hábitos parásitos de otra especie, Molothrus bonariensis, están mucho más desarrollados que los del en primer lugar; pero todavía están lejos de ser perfectos. Hasta donde se sabe, esta ave pone sus huevos. invariablemente en el nido de otros; pero es notable que varios de ellos a veces comienzan a construya su propio, irregular, fuera de tiempo, en un lugar singularmente mal adaptado, para ejemplo en las hojas de un cardo grande. Sin embargo, como Hudson ha podido detectar, no terminan Nunca el nido por sí mismo. A menudo ponen muchos huevos (15 a 20) en el mismo nido; de los cuales solo unos pocos ninguno ha salido del cascarón. Además de esto, tienen la extraordinaria costumbre de perforar agujeros en los huevos, ya sean de su propia especie, a los de sus padres nutritivos que encuentran nidos appropriatisi. También dejan caer muchos huevos en el suelo desnudo, que en consecuencia vienen destruida. Una tercera especie, la norteamericana Molothrus pecoris, ha comprado perfectamente los instintos del cuco, ya que nunca pone más que un huevo en un nido extraño, para que la chica se críe ciertamente. Hudson es un fuerte oponente de la teoría de desarrollos; pero los instintos imperfectos de Molothrus bonariensis lo sorprendieron tanto que, Citando mis palabras, se pregunta: «De hecho, considerar estos hábitos como dotaciones especiales o como instintos creados, no debemos considerarlos como leves consecuencias de una ley general, o más bien de transición? ». En las aves, el hábito ocasional de las aves de abandonar sus huevos no es inusual. en los nidos de otras aves; y esto explica por aventura el origen de un instinto especial en el grupo de avestruces. Algunas hembras de avestruz se unen para poner unos huevos en un nido común, luego en otro; y estos son tramados por los machos. Este instinto probablemente puede tiene su razón en el hecho de que las hembras eclosionan una gran cantidad de huevos; pero como en el caso del cuco, a intervalos de dos o tres días. Pero este instinto del avestruz americano y el Molothrus bonariensis aún no se había perfeccionado lo suficiente, porque un número interminable de los huevos permanecen esparcidos en las llanuras; para que en un solo día de caza recogiera no menos de vientos abandonados y rotos. Muchas abejas son parásitas y siempre dejan sus huevos en los nidos de abejas de otras razas. Este hecho es más notable que el del cuco, porque estas abejas no solo han modificado el sus instintos, pero también su estructura, en relación con sus hábitos parasitarios; porque tambien no poseen el aparato recolector de polen, que sería necesario cuando lo hacen debían acumular alimento para sus descendientes. Algunas especies de sphaegidae (insectos similares a avispas) también son parásitos de otras especies; y Fabre expuso recientemente buenas razones para establecer que, aunque el Tachytes nigra generalmente construye su propia guarida, y los recoge allí su presa paralizada por la alimentación de sus larvas; sin embargo, cuando este insecto encuentra uno den ya hecho y suministrado por otra especie, toma posesión de él y se convierte en un parásito para la ocasión. En este caso, como tuvimos que tener en cuenta para el cuco y para Molothrus, no sabría no encuentran dificultades en que la elección natural convirtió un hábito ocasional en uno permanente, si esto fue útil para la especie, y cuando el insecto, cuyos nidos y suministros de alimentos son así usurpadoramente traidora, por lo tanto no fue exterminada. Instinto esclavo. - Este notable instinto fue descubierto por primera vez en la hormiga. (Polyerges) rufescens de Pietro Huber, el observador más distinguido de su célebre padre. Esta hormiga depende absolutamente del servicio de sus esclavos, hasta el punto de que, sin su ayuda, la especie en solo un año quedaría extinto. Los hombres y las mujeres no trabajan en absoluto, y el trabajadoras, o mujeres estériles, aunque son las más enérgicas y valientes en tomar posesión de ellas esclavos, no están ocupados de otra manera. No pueden formar sus propios nidos y alimentarse sus larvas Cuando la casa vieja se encuentra incómoda y solo los esclavos tienen que emigrar deciden irse y realmente transportan a sus amos con sus mandíbulas. Las amantes entonces son bastante incapaces de satisfacer sus propias necesidades, por lo que Huber separó a unos treinta de ellos, sin ningún esclavo, y proporcionaron una copia de la alimentación que generalmente prefieren, dejando en el medio a ellos las larvas y la crisálida, para que puedan ser utilizados para estimularlos en el trabajo; sin embargo ellos permanecieron ociosos, ni comieron, muchos murieron de hambre. Huber luego introdujo solo uno esclavo (Formica fusca), que rápidamente se puso a trabajar, alimentó a los sobrevivientes y los salvó; construyó algunas células, crió las larvas jóvenes y puso todo en orden. Que puede ser mas extraordinario de estos hechos bien establecidos? Si no supiéramos otras especies de hormigas con esclavos, habría sido inútil especular cómo este instinto podría haberse perfeccionado maravillosa. Pero P. Huber también fue el primero en reportar otra especie de hormigas, que valen la pena. del trabajo esclavo, y es la Formica sanguinea. Esta especie fue encontrada en las partes del sur de Inglaterra, y sus hábitos fueron estudiados por J. Smith del Museo Británico, para quien soy Estoy obligado por la información que se me proporciona sobre este y otros temas. Aunque lo hago presté plena fe a las observaciones de Huber y Smith, quería estudiar este tema con cierta aprensión escéptica del espíritu, y todos querrán disculparse por dudar de la verdad de Este odioso y extraordinario instinto de esclavizar a estos insectos. Por lo tanto, produciré el comentarios hechos por mí, con algunos detalles. Abrí catorce nidos de la formica sanguinea y encontré algunos esclavos en todos. Las hembras masculinas y femeninas de la especie esclava (Formica fusca) se encuentran solo en sus propias sociedades y nunca se vieron en los nidos de los Hormiga de sangre. Los esclavos son negros y tienen aproximadamente la mitad del tamaño de los suyos. maestros rojos, por lo que el contraste en su apariencia es muy grande. Si el nido es ligeramente perturbados, los esclavos salen de vez en cuando y, como sus amos, están muy agitados y intentan defender su hogar: si el nido es muy malo y las larvas junto con el la crisálida quedó expuesta, los esclavos trabajaron incansablemente con su amo para transportarlos en un lugar seguro De esto es evidente que los esclavos se comportan como pertenecientes al casa. En los meses de junio y julio de los próximos tres años, observé varios nidos en el Surrey y Sussex, ni he visto a un solo esclavo salir o entrar al nido. Ya que en estos meses los esclavos son muy pocos, pensé que esto no sucedería por aventura cuando eran más numerosos; pero Smith me aseguró que examinó los nidos de las hormigas varias horas, en los meses de mayo, junio y agosto en Surrey y Hampshire, y nunca ha observó que los esclavos entraban o salían del nido, aunque estaban en agosto acumulado en grandes cantidades. Por eso los considera exclusivamente esclavos domésticos. la los maestros, por otro lado, se ven constantemente en movimiento, para transportar materia en el nido y sustancias comida de todo tipo. En el año 1860, sin embargo, en julio, encontré una compañía de hormigas que tenía un número extraordinario de esclavos, y vi que algunos de ellos, en compañía de los sus amos, salieron del nido y caminaron de la misma manera hacia un gran pino de Escocia, A 25 metros de distancia, en el que ascendieron juntos, quizás para buscar pulgones o cochinillas. según Huber, que tuvo extensas investigaciones, los esclavos trabajan regularmente en Suiza. con sus maestros en la construcción de sus nidos, y los primeros abren y cierran las entradas por la mañana y por la tarde pero su ocupación principal, como dice expresamente Huber, es la de ve a buscar pulgones. Esta diferencia en los hábitos ordinarios de las amantes y esclavas dos países, tal vez simplemente depende de qué esclavos son capturados en mayor número en Suiza que en Inglaterra. Un día, afortunadamente, presencié la migración de la hormiga sanguinea de un nido a un otro, y fue uno de los espectáculos más interesantes ver a las amantes transportar cuidadosamente las suyas esclavos con mandíbulas, en lugar de ser transportados por ellos como en el caso de Formica rufescens. Otro día me llamaron la atención unas veinte hormigas que fabrican esclavos, que frecuentaban el mismo lugar y evidentemente no estaban buscando la nutrición; se acercaron a una comunidad independiente de una especie con esclavos (Formica fusta) y fueron rechazados vigorosamente; a veces hasta tres de ellos se aferraron a sus piernas Formica sanguinea. Estos luego mataron despiadadamente a sus pequeños oponentes y llevaron sus cuerpos como alimento en su nido, que estaba a unos 29 metros de distancia; pero ellos no Podrían tomar las ninfas para criarlas como esclavas. Entonces desenterraré una pequeña cantidad de ninfas de Formica fusca de otro nido y las sembré en suelo desnudo, cerca del lugar de la la lucha; pronto fueron tomados y transportados por tiranos, que tal vez imaginaban, después de todo, haber salido victorioso en su última pelea. Al mismo tiempo puse una pequeña cantidad de crisálida de otra en el mismo lugar. especies (Formica flava), ya que algunas de estas también están unidas a los fragmentos del nido hormigas amarillas Esta especie a veces se reduce a la servidumbre, aunque rara vez, y esto se describió de Smith Aunque esta especie es tan pequeña, es muy valiente; y vi su ataque ferozmente las otras hormigas. Una vez, por ejemplo, encontré una empresa para mi sorpresa. independiente de Formica flava debajo de una piedra, debajo del nido del tirano Formica sanguinea; y tan pronto como perturbe accidentalmente los dos nidos, las hormigas pequeñas atacaron las suyas Grandes vecinos con sorprendente coraje. Ahora tenía curiosidad por ver si la hormiga sangra puede distinguir la crisálida de Formica fusca, que esclaviza, de las de la pequeña e furiosa flava de formica, que rara vez puede capturar: y tuve que convencerme de que a primera vista los distingue De hecho, observé que se apoderó de ellos, ávida e instantáneamente. crisálida de Formica fusca, mientras que, por el contrario, estaba muy asustada cuando la conoció crisálida, o incluso la única tierra que surgió del nido de la flava de Formica y huyó apresuradamente; pero en aproximadamente un cuarto de hora y poco después de que las pequeñas hormigas amarillas se hubieran marchado, las primeras regresaron Atrás y secuestró a la pupa. Una tarde visité otra compañía de la especie Formica sanguinea y encontré muchos de estos Las hormigas regresan a casa y entran en sus nidos, llevando cuerpos de Fórmica de formica y muchas crisálidas, evidencia locchè de que esto no fue una migración. Seguí las huellas de una larga fila de hormigas cargadas con botín, de una longitud de unos 40 metros, hasta un arbusto grueso, desde el que vi salir al último individuo que llevaba una crisálida; pero no pude encontrar el nido devastado en espeso arbusto. El nido, sin embargo, no tenía que estar muy lejos, porque dos o tres individuos de la especie de Formica fusca corrían aquí y allá muy agitados, y uno era inmóvil al final de una rama del arbusto, sosteniendo su crisálida con sus mandíbulas actitud de desolación, sobre su casa saqueada. Estos son los hechos relacionados con el portentoso instinto de las hormigas que tienen esclavos. Yo soy permite observar qué contraste tienen los hábitos instintivos de Formica sanguinea con los de Formica rufescens del continente. Este último no construye su propia casa, no dirige sus migraciones, no obtiene alimento para sí misma o para mujeres jóvenes, e incluso es incapaz alimentar: depende absolutamente del trabajo de sus muchos esclavos. La hormiga sanguinea, por otro lado, tiene muy pocos esclavos, y al comienzo del verano un número insignificante; las amantes deciden cuándo y dónde se deben hacer los nuevos nidos, fijan el tiempo para el migraciones, y ellos son los que traen esclavos. En Suiza, como en Inglaterra, parece que el los esclavos solo cuidan las larvas, y las amantes deambulan con el único propósito de atrapar otras nuevas esclavos. En Suiza, los esclavos y las amantes trabajan juntos, preparando materiales para el construcción de nidos; ambos, pero especialmente los esclavos, cuídate y ordeña, por así decirlo sus pulgones; y también ambos recolectan alimentos para toda la sociedad. En inglaterra en cambio, los únicos maestros salen rutinariamente del nido para buscar materiales para ellos mismos. construcciones y alimento para ellos, para sus esclavos y larvas. Entonces las amantes en la nuestra el país recibe muchos menos servicios de sus esclavos que aquellos que prestan hormigas esclavas en Suiza No pretendo hacer ninguna conjetura con qué gradaciones el instinto de Hormiga de sangre. Sin embargo, como encontré ciertas hormigas, que no atrapan esclavos, apropiándose de la crisálida de otras especies, a medida que se acercan a sus nidos, puede ser que estos se han desarrollado crisaides, acumulados como alimento; y hormigas extranjeras, así criadas accidentalmente, habrán seguido sus instintos y hecho el trabajo del que fueron capaces. Si su la presencia se volvió útil para las especies que las capturaron, si les resultaba más ventajoso especialmente capturar a los trabajadores, en lugar de procrearlos, el hábito de recolectar originalmente la crisálida para su alimentación puede por medio de la elección natural consolidarse y hacerse permanente, en su mayor parte Propósito bastante diferente de criar esclavos. Cuando se adquirió el instinto, por débil que fuera fue al principio y poco pronunciado, incluso en nuestras sanguinarias hormigas de Inglaterra, que reciben, como hemos visto, menos servicios de sus esclavos que los de la misma especie en En Suiza, las elecciones naturales pudieron aumentar y modificar este instinto, siempre bajo el supuesto de que cada la modificación es útil para la especie, hasta que se formó una hormiga dependiente de sus esclavos con tanto, como Formica rufescens. Instinto de abejas domésticas para construir células. - No quiero bajar a los minutos este tema pero solo daré un guiño a las conclusiones a las que he llegado. Seria uno tonto el que examinó la exquisita conformación de un panal, tan bellamente adaptado a su propósito, sin verse afectado por una admiración entusiasta. Sabemos por matemáticos que las abejas tienen resolvieron prácticamente un problema difícil, y construyeron sus celdas de una forma como contienen la mayor cantidad posible de miel, con el menor consumo posible de la preciosa cera. Se ha observado que un trabajador calificado, equipado con herramientas precisas y medidas exactas, se encontraría con muchas dificultad para hacer células de cera de la misma forma que las que vienen perfectamente hecho por un enjambre de abejas trabajando en una colmena oscura. Incluso si tus instintos son geniales atributos, parecerá al principio nada inconcebible cómo pueden lograr formar ángulos y planes necesarios, o incluso cómo pueden ver que su trabajo se realizó correctamente. pero la dificultad no es tan insuperable como al principio juzgamos; todo este maravilloso trabajo puede explicarse, en mi opinión, como consecuencia de algunos instintos simples. El Waterhouse me pidió que investigara este tema. Mostró esa forma de la célula está estrechamente relacionada con la presencia de células adyacentes, y las siguientes consideraciones tal vez solo puedan tomarse como una modificación de su teoría. Recurrimos al grande principio de gradaciones y veamos si la naturaleza no revela su método de operación. A un En el extremo de una serie corta tenemos a los pecadores, que emplean sus viejos capullos, acostados miel en ellos y a veces agregando tubos de cera cortos y también formando células de cera separados e irregularmente redondeados. En el otro extremo de la serie tenemos células de abejas. doméstica en una doble capa: cada celda, como sabemos, está formada por un prisma hexagonal con vértices en la base en los extremos de sus bordes cortados al sesgo, para formar una pirámide compuesto por tres rombos. Estos rombos tienen ciertos ángulos determinados, y los tres rombos, que forman el base piramidal de cada celda en un lado del panal, ingresan a la composición de las bases de tres celdas adyacente en el lado opuesto. En la serie que pasa entre la extrema perfección de las células de abejas. doméstica y la simplicidad de las del pecador, encontramos las células de la Melipona doméstica de México, ampliamente descrito y dibujado por Pietro Huber. Melipona tiene una estructura intermedio entre el de la abeja doméstica y el pecador, pero más cercano al último: se forma un panal de cera casi regular, con células cilíndricas, en el que las larvas se crían y se le agregan varias celdas de cera más grandes para almacenar miel. Estas últimas células son casi esféricas, sus lados son casi iguales y están agrupados en una masa irregular. Pero el hecho es más Es importante tener en cuenta que estas células están tan juntas que si las esferas fueran completa, sería intersectada o interrumpida entre sí; pero esto nunca podría suceder porque las abejas construyen partes de cera perfectamente planas, entre las esferas que tenderían a se cruzan. Cada celda, por lo tanto, está compuesta de una porción esférica externa y dos, tres o más. las células. Cuando una célula entra en contacto con otras tres células (locchè ocurre con frecuencia e necesariamente), debido a que las esferas son casi del mismo tamaño, las tres superficies planas son se cruzan, formando una pirámide. Esta pirámide, como observó Huber, es manifiestamente una imitación gruesa de la base piramidal trilateral de la célula de la abeja doméstica, las tres Las superficies planas entran necesariamente en la construcción de las tres celdas adyacentes. Es evidente que Melipona ahorra cera con el método de sus construcciones; porque las paredes planas entre las celdas adyacentes no son dobles, pero tienen un grosor igual al de las porciones esféricas externas, y cada porción plana es parte de dos celdas. Al reflexionar sobre estos hechos, pensé que si Melipona hubiera fabricado sus esferas en una fecha distancia entre ellos y los había formado de igual tamaño y con disposición simétrica sobre un doble capa, la estructura resultante probablemente habría sido tan perfecta como la del panal de la abeja doméstica. Constantemente escribí al prof. Miller de Cambridge, y este topógrafo, confiando en mi información, llegó al siguiente resultado, que me comunicó cortésmente y cuya rigurosa precisión me declaró. Si se describe cualquier número de esferas iguales colocadas con sus centros en dos planos paralelo y de modo que el centro de cada esfera no esté distante de las seis esferas contiguas, colocadas en el misma capa, más que el producto obtenido al multiplicar el radio por √2, es decir, por 1.41421; y también que cada esfera está a la misma distancia de los centros de las otras esferas vecinas colocadas en la otra capa paralela si se conducen los planos de intersección de las esferas de ambas capas, se obtendrá uno doble capa de hexágonos de prismas unidos por medio de bases piramidales formadas por tres rombos; y los rombos no menos que las caras de los hexágonos de los prismas tendrán sus ángulos idénticos a los de allí están dados por las medidas más exactas tomadas en las células de la abeja doméstica. Sin embargo, me dan a conocer por el profesor Wyman, quien ha realizado numerosas y diligentes mediciones, que la precisión de la el trabajo de las abejas fue muy exagerado, hasta el punto de que él afirma que la forma típica de la La célula, incluso si está hecha, rara vez es segura. Por lo tanto, podemos concluir con seguridad que si pudiéramos cambiar los instintos actuales de la Melipona, que en sí mismas no son tan extraordinarias, esta abeja podría alcanzar Una estructura no menos perfecta que la de la abeja doméstica. Supongamos que la Melipona fabricado exactamente células esféricas de igual tamaño: esto no sería reputado sorprendente, mientras que estas células son casi iguales y esféricas, y conocemos muchos insectos que perforan agujeros perfectamente cilíndricos en la madera y, como parece, al dar la vuelta a un punto Fijo. Supongamos también que Melipona dispuso sus celdas en pisos nivelados, como lo hace en la construcción de sus células cilíndricas; entonces admitimos, y esto es mucho más difícil de creer, que el ella misma de alguna manera sabe apreciar correctamente la distancia que la separa de los demás trabajadoras, cuando muchas están formando sus esferas. Pero parece que este insecto ya está capaz de evaluar esta distancia, porque describe sus esferas para que se crucen ampliamente, y une los puntos de intersección con superficies perfectamente planas. Debemos de más hacer que otra hipótesis sea más admisible, es decir, haber formado los hexágonos de los prismas con los planos de intersección de esferas adyacentes ubicadas en la misma capa, puede prolongar el prisma hexágono hasta la longitud deseada, de modo que contenga una cierta cantidad de miel; de esa manera que el crudo pecador agrega cilindros de cera a las aberturas circulares de sus viejos capullos. Con estas modificaciones de instintos que en sí mismos no son tan maravillosos, y ciertamente ya no lo son. maravilloso de lo que lleva a un pájaro a construir su nido, creo que la abeja doméstica tiene compró, por elección natural, su facultad arquitectónica inimitable. Pero esta teoría puede validarse con una experiencia. Detrás del ejemplo del Tegetmeier, tengo separé dos panales y puse entre ellos una tira larga, gruesa y rectangular de cera: abejas inmediatamente comenzaron a perforar pequeños huecos circulares, y cuanto más progresaban en el trabajo hasta que se redujeron a la forma de cuencas profundas, estas parecían perfectas para el ojo segmentos de esfera y un diámetro casi igual al de la celda. Fue de gran interés para mí. La observación de que en todos los lugares donde varias abejas habían comenzado a cavar estas cuencas el uno al otro, estaban dispuestos precisamente a una distancia tan grande el uno del otro, que cuando habían alcanzado el ancho asignado (es decir, el de una celda ordinaria) y una profundidad correspondiente a aproximadamente una sexta parte del diámetro de la esfera de la que formaron parte, los bordes de la cuencas intersectadas y detenidas. Tan pronto como esto sucedió, las abejas se detuvieron y se apagaron construyeron paredes planas de cera en las líneas de intersección de las cuencas, de modo que cada El prisma hexagonal se erigió en el borde ondulado del lavabo aplanado en lugar de los bordes rectos del pirámide de tres lados encontrada en celdas ordinarias. Luego coloqué otra tira de cera en la colmena en lugar de la tira rectangular grande Delgado y estrecho como el filo de un cuchillo y coloreado con cochinilla. Las abejas comenzaron de inmediato. para excavar desde ambos lados las pequeñas cuencas no lejos una de la otra, como lo habían hecho antes; pero la tira de cera era tan delgada, que si las cuencas de las cuencas se hubieran profundizado como en el experiencia previa, habrían atravesado la cera de un lado a otro. Pero las abejas sabían evitar este resultado y arrestar sus excavaciones a su debido tiempo; y tan pronto como las cuencas fueron ligeramente esbozados, hicieron que sus fondos fueran planos, lo que, por lo tanto, se formó de una capa muy delgada de cera de color que no había sido abollada, se ubicaron (hasta donde alcanza la vista) exactamente a lo largo de los planos de la intersección que podrían imaginarse producidos entre las cuencas en el lados opuestos de la tira de cera. En algunas partes habían dejado solo pequeños fragmentos de los dioses. planos romboides, en otras partes se observaron grandes porciones de estos planos, pero el trabajo no se había hecho correctamente para las condiciones anormales en las que se encontraban. Hay que decir que las abejas trabajaron simultáneamente en ambos lados de la tira de cera coloreada y cavaron circularmente las cuencas de los dos lados a la misma profundidad, para poder formar las capas planas existentes entre las cuencas, antes de detener el trabajo, tan pronto como llegaron a los pisos intermedios o planes de intersección. Considerando lo delgada que es la cera, no podría encontrar ninguna en este caso dificultad para comprender cómo las abejas, al trabajar en los dos lados de la lámina de cera, lo notaron cuando la cera se ahuecó a un grosor adecuado y luego dejaron de funcionar. En los panales comunes me parecía que las abejas no siempre se formaban exactamente de la misma manera. cronometra sus células en direcciones opuestas; porque observé algunos rombos inacabados en la base de uno celda recién comenzada, que era ligeramente cóncava en un lado, es decir, en la que yo (16) Supuse que las abejas habían cavado más rápido y convexas al otro lado, donde estaban ellos mismos habían cavado más lentamente. En uno de estos casos volví a colocar el panal en la colmena y dejé que las abejas trabajaran por un corto tiempo: luego lo retiré y examiné el celular, y vi que la capa romboidal se había completado y se había vuelto perfectamente perfecta en ambos lados lentamente: era absolutamente imposible que pudieran hacerlo corroyendo el costado convexo, debido a la extrema delgadez de la capa pequeña: por lo tanto, sospecho que las abejas en estos casos, estando en las celdas opuestas, empujan y doblan la cera dúctil y caliente (como yo mismo pude intente fácilmente) en su capa media y así aplanar. Por el hecho de la tira de cera coloreada podemos ver claramente que si las abejas tuvieran un construyen para sí mismos una delgada pared de cera, formarían sus células del tamaño habitual, colocándolos a la distancia determinada entre ellos y cavándolos al mismo tiempo y estudiándolos hacer sus bandejas exactamente esféricas; pero no los prolongarían profundizándolos hasta el punto de intersecarlos indistintamente. Ahora las abejas hacen una pared áspera y periférica, una especie de borde alrededor del panal; y luego tallan sus celdas de lados opuestos, que se ahuecan cada vez más trabajando circularmente, como se puede ver claramente si miras el borde del panal que están la construcción. Por lo tanto, no forman toda la base piramidal de tres lados al mismo tiempo, pero solo esa capa romboidal que está en el extremo del panal o incluso dos caras, cómo se puede observar; y nunca hacen los bordes superiores de las caras romboidales, hasta Las paredes hexagonales no han comenzado. Algunas de estas observaciones difieren de las realizadas por Huber, el anciano, fue bien celebrado, pero estoy convencido de su exactitud; y si Si tuviera espacio podría demostrar que estoy de acuerdo con mi teoría. La opinión de Huber de que la primera celda está tallada en una pared de cera pequeña paralelos, no está completamente fundada, por lo que me dieron a observar; como el primer trabajo es siempre ha sido una pequeña gorra de cera; pero no voy a entrar en más detalles aquí. nosotros veamos cuán importante es el acto de excavación en la construcción de las celdas; pero sería un gran error al suponer que las abejas no pueden formar una capa rugosa de cera en el conveniente posición, es decir, de acuerdo con el plano de intersección de las dos esferas adyacentes. Conozco varios hechos que evidentemente demuestran la realidad de lo que digo. También en el borde sin forma y periférico de cera, o en ese plano que está en construcción, a veces se pueden observar curvaturas que, por su situación, corresponden exactamente a las capas de las caras romboidales de las bases de la células futuras Pero esta pared de cera gruesa en cualquier caso debe ser trabajada y reducida a perfección por las abejas, que lo ahuecan profundamente en ambos lados. El camino es muy curioso mantenidas por las abejas en la construcción de sus celdas; siempre forman la primera capa rugosa diez o veinte veces más grande que la pared excesivamente delicada de la célula, que finalmente debe permanecer. Podemos entender cómo funcionan, suponiendo que los albañiles primero formen un gran pila de concreto, y por lo tanto comienza desde ambos lados para elevarse por igual hasta el nivel del suelo todo el exceso de la delgada pared que debe permanecer en el medio, siempre colocando sobre la masa es el cemento que se sustrae de los lados y se mezcla con cemento fresco. Uno tendría en tal forma una pared delgada, que se elevaría constantemente y llevaría a un gigante a la cima marco. Todas las celdas, que acaban de comenzar, se completan, por lo tanto permanecen coronadas con un fuerte borde de cera y, por lo tanto, permite que las abejas se junten y se apoyen en el panal, sin dañar las delicadas paredes hexagonales. Estas paredes tienen un grosor muy variable, como Fui amablemente comprobado por el prof. Miller: un promedio de doce mediciones tomadas en los márgenes, sin embargo dio 1.353 pulgadas de grosor inglés; mientras que se tomaron más de veintiuna medidas, las caras de las bases romboidales eran 1,229 de pulgada, es decir, más grandes, aproximadamente de acuerdo con la proporción de tres dos. Para esta forma singular de fabricación, el panal se mantiene constantemente sólido, encontrándose Finalmente ahorró una gran cantidad de cera. Al principio parece que la dificultad de entender la construcción de los edificios está creciendo células, al ver que una multitud de abejas se aplican allí para trabajar: y que una abeja, después de tener esperó brevemente en una celda, pasa a otra; para el cual participan unas veinte personas desde el principio hasta la construcción de la primera celda, como señaló Huber. Vine a observar prácticamente este hecho, cubriendo los bordes de las paredes hexagonales de una celda, o el extremo borde del borde periférico de un incipiente panal, con una capa extremadamente delgada de cera derretida color rojo; y siempre encontré que el color era más uniformemente extendido por las abejas, como un pintor podía obtenerlo con su pincel, cuando tomaban átomos de esta cera coloreado del lugar donde lo había colocado, y lo usaron en las paredes de todas las celdas vecinas. El trabajo de construcción parece una especie de equilibrio que se establece entre muchas abejas, que se mantienen todos a la misma distancia relativa entre ellos y con la misma tendencia a cavar esferas idénticas, para construir sobre ellos sus prismas y dejar de vaciar los planes de intersección existentes entre ellos esferas.
    En realidad, fue algo muy curioso notar en casos difíciles, como cuando dos piezas de panal están reunirse en ángulo, con qué frecuencia las abejas derribaron y reconstruyeron la misma celda, a veces adoptan nuevamente una forma que rechazan. Cuando las abejas están en un lugar donde pueden estar en posiciones convenientes para las abejas sus construcciones, por ejemplo, en un tablón que se coloca directamente debajo del punto central de un panal en construcción, de modo que el panal se debe construir sobre una cara del en este caso las abejas pueden poner los cimientos de la pared de un nuevo hexágono en el situación estrictamente deseada, proyectándola hacia las otras celdas terminadas. Solo las abejas saben mantener las distancias relativas apropiadas entre ellos y desde las paredes de las celdas recientemente completadas, porque entonces, al describir esferas imaginarias, pueden elevar una pared intermedia a dos esferas contiguas Pero por lo que he observado, no dejan de corroerse y no las esquinas del extremo de una celda, hasta que se haya construido una gran parte de esto o algo células vecinas Esta capacidad de las abejas para formar, en ciertas circunstancias, una pared gruesa en su lugar preciso, entre dos celdas recién iniciadas, es importante, cuando se refleja que se basa en un hecho que a primera vista parece subversivo a mi teoría; es decir, las celdas en el borde extremo las avispas son a veces perfectamente hexagonales; pero, por falta de espacio, no puedo entrar en este tema No me parece muy difícil que un solo insecto produzca células hexágono (como en el caso de la reina avispa) cuando trabajas alternativamente dentro y fuera de dos o tres celdas comenzaron simultáneamente, permaneciendo siempre a una distancia relativa conveniente desde las partes de las celdas iniciadas, para describir las esferas o cilindros y construir los planos productos intermedios. También se puede concebir como un insecto que se puede fijar en un punto desde el que comienzas una celda y, pasando de eso, gire primero a un punto, luego a otros cinco puntos, en propias distancias relativas desde el punto central y entre ellas; describir los planes de intersección y así formar un hexágono aislado; pero no creo que se haya observado tal proceso. Tampoco tiene que ser produjo alguna ventaja de la construcción de un hexágono, cuando en su construcción es Emplean más materiales que en la formación de un cilindro. Cómo actúa la elección natural solo para la acumulación de pequeñas modificaciones en el estructura o instinto, cuando cada uno de ellos es beneficioso para el individuo en su condición vital, por lo que uno podría preguntarse razonablemente cómo una sucesión larga y gradual de Los instintos arquitectónicos modificados, todos tendientes al actual plan de construcción perfecto, podrían para beneficiar a los progenitores de la abeja doméstica. La respuesta no es difícil; de hecho sabemos que las abejas a menudo son presionados para producir suficiente néctar. Tegetmeier me informó quien se encontró experimentalmente sin consumir menos de doce a quince libras de azúcar seca de un enjambre de abejas, para la secreción de cada libra de cera. Por lo tanto, debe reunirse y consumirse Una cantidad prodigiosa de líquido de néctar de las abejas de una colmena, para la secreción de la cera. necesarios para la construcción de sus panales. Además, muchas abejas deben permanecer inactivas durante muchos días, durante el proceso de secreción Se necesita una gran cantidad de miel para mantener una gran cantidad de abejas en invierno; y la seguridad de la colmena depende principalmente, como sabemos, El número de abejas que pueden quedarse allí. Entonces, en cada familia de abejas, los ahorros de La cera, que sirve para aumentar el suministro de miel, debe ser el elemento más importante de el éxito. Por supuesto, el éxito de cada especie de abeja también debe depender del número de ellas. parásitos, o de sus otros enemigos, o incluso de causas muy distintas: y en consecuencia puede ser bastante independiente de la cantidad de miel que pueden recolectar. Pero supongamos que por un dado que la última circunstancia determina, como probablemente debe determinar a menudo, la cantidad de pecadores que pueden existir en un país; y supongamos también (contrario a lo que realmente sucede), que el enjambre vive todo el invierno y, por lo tanto, sigue el rastro de un suministro de la miel; en este caso no se puede dudar de que sería rentable para nuestros pecadores que para ellos El instinto, cambiando ligeramente, determinó que fabricaran sus células de cera tan juntas ellos se cruzan un poco; porque un muro, común a dos celdas adyacentes, salvaría una pequeña cantidad de cera. Por lo tanto, sería rentable para los pecadores formar sus células cada vez más regular, más cerca uno del otro y aglomerado en una sola masa, como las de Melipona; porque entonces una gran parte de la superficie que limita cada celda serviría para contener otras y habría una mayor economía de cera. Por la misma razón, también sería útil para Melipona. haciendo sus celdas más cercanas entre sí y más regulares, de cualquier manera, que no son hoy; porque entonces, como hemos visto, las superficies esféricas desaparecerían y serían sustituidas por superficies planas; y Melipona construiría un panal perfecto, como el de la abeja doméstica. La elección natural no podría llevar más allá de esta etapa de perfección arquitectónica, porque el panal de la abeja doméstica es, como hemos notado, absolutamente perfecto, en orden a la economía de cera. De esta manera, se puede explicar, en mi opinión, el más portentoso de todos los instintos conocidos, el de la abeja doméstica: es decir, al admitir que la selección natural ha podido aprovechar modificaciones pequeñas, numerosas y sucesivas de instintos más simples. La elección natural puede por lo tanto, haber empujado a las abejas, en grados lentos y con creciente perfección, para construir esferas iguales, a una distancia dada entre ellos en una doble capa; y para fabricar y excavar la cera, siguiendo i planos de interseccion. Las abejas en realidad no saben cómo esculpir sus esferas a cierta distancia entre ellos, más de lo que saben los diversos ángulos de los hexágonos de los prismas y las caras planas de los rombos de las bases. La causa principal del proceso electoral natural fue obtener ahorros cera, manteniendo la solidez necesaria junto con las células, y el tamaño y la forma adecuados para las larvas, e por lo tanto, ese enjambre particular que formó las mejores células y consumió menos miel en la secreción de cera, tuvo mejor éxito que los demás, y heredó sus instintos económicos adquiridos de los nuevos. enjambres, que, a su vez, habrán tenido una mayor oportunidad de triunfar en la lucha por la existencia.
    • 0
  10. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione SPECIE DUBBIE   

    Dirigido por consideraciones teóricas, pensé que se podían obtener resultados importantes, respeto a la naturaleza y las relaciones de las especies que más varían, formando tablas de todos variedades incluidas en las diversas floras bien estudiadas. Esta tarea parece muy fácil al principio; pero el Sr. H. C. Watson, a quien estoy muy apegado por los importantes servicios y la ayuda que me brindaron en este asunto, pronto me convenció de las muchas dificultades que presenta, como el Doctor Hooker Luego expresó en términos más precisos. Por lo tanto, mantendré la discusión de Estas dificultades y las tablas de números proporcionales de las especies variables. Además yo soy autorizado por el dr. Hooker para agregar eso después de una lectura cuidadosa de mis manuscritos y después Al examinar esas tablas, cree que los principios que llevaré a cabo están bastante bien fundados. Pero el argumento que necesariamente debo tratar con tan breve es bastante complicado y perplejo, y requiere algunas alusiones a la lucha por la existencia, a la divergencia de personajes y a otros temas que se discutirán más adelante. Alfonso de Candolle y otros han demostrado que las plantas que tienen una gran extensión geográficamente generalmente tienen variedades. Tampoco hubiera sido difícil adivinarlo, considerando las diferentes condiciones físicas a las que están expuestos y la lucha en la que participan con otros grupos de seres orgánicos, lo cual es de suma importancia, como veremos. Pero mis mesas También muestran que en cada país limitado las especies más comunes, es decir, el mayor número de especies individuos y las especies más diseminadas en su región natal (una circunstancia que no debe darse confundir en gran medida y ni siquiera en cierta medida con ser común) son aquellos que con mayor frecuencia dan lugar a variedades lo suficientemente fuertes como para ser enumeradas en los trabajos botánica Por lo tanto, la especie más floreciente o, como se podría llamar, la especie dominante, es decir Al tener una gran extensión geográfica, son los más dispersos en el país que habitaban y poseían. incluso un mayor número de individuos; y producen tantas variedades con más frecuencia que otras distinto que considero como muchas especies nacientes. Esto podría haberse esperado, dadas las variedades necesariamente debe luchar contra otros habitantes de la misma región para comprar un cierto grado de permanencia. Ahora las especies dominantes también tienen una mayor probabilidad de dejar un linaje que, aunque ligeramente modificado, también disfruta de las ventajas que aseguran la prevalencia sobre otras especies indígenas a las especies parentales. Estos comentarios sobre el dominio de la especie no se aplica, se entiende, a las formas orgánicas, que entran en lucha entre sí, y especialmente con miembros del mismo género o clase que tienen análogos hábitos de estilo de vida En comparación con ser común, o con el número de individuos de una especie, la comparación debe establecerse solo entre los miembros del mismo grupo. Una planta puede considerarse dominante, si Se distingue por el mayor número de individuos y está más extendido que todos los demás. región, que no requieren condiciones de vida demasiado diferentes. Esta planta no es menos dominante, en el sentido atribuido por nosotros a esta expresión, también en comparación con alguna reserva acuática o de algún hongo parásito infinitamente más escaso y numeroso; pero si una especie de conferva o de El hongo parásito supera a todos los relacionados, en las condiciones antes mencionadas se convertirá en la especie dominante de la clase propia.
    • 0
  11. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione SPECIE DUBBIE   

    De gran importancia, en varios aspectos, son aquellas formas de las que somos capaces el carácter de la especie es considerable, pero tienen semejanzas profundas con otras formas, o son tan similares a ellas, en grados intermedios, que los naturalistas dudan en hacer tantas especies distintas de ellas. Tenemos una gran razón para creer que muchas de estas formas dudosas o estrechamente relacionadas han conservado sus rasgos en el país nativo lo suficiente como para creer que son especies buenas y verdaderas. En la práctica, cuando un naturalista puede unir dos formas por medio de otras formas con caracteres intermedios, denota la especie más común, o la que se describió para la primera, y clasifica a la otra como una variedad. Mientras tanto, se ofrecen casos, que no quiero enumerar en este lugar, en los que es extremadamente difícil decidir si una forma debe convertirse en una variedad de otra, incluso si la misma está estrechamente vinculada por formas intermedias; y esta dificultad no se suaviza al reconocer que las formas intermedias son híbridas. De hecho, a menudo sucede que una forma se considera como una variedad de otra, no por el conocimiento de los enlaces intermedios, sino por la hipótesis formada por analogía por el observador, que existen en algún lugar o que pueden haber existido en otras épocas, y luego abrí una amplia puerta a dudas y conjeturas. De esto se deduce que debe determinar si un formulario debe tomar el nombre de una especie o de variedad, la opinión de los naturalistas con un razonamiento seguro y una gran experiencia es La única guía. En muchos casos, entonces, se debe decidir una pluralidad de votos entre las opiniones opuestas; porque hay pocas variedades marcadas y conocidas que al menos algunos jueces competentes no hayan colocado entre las especies. Además, todos deben estar de acuerdo en que estas dudosas variedades no son infrecuentes. Si comparamos las diferentes floras de Inglaterra, Francia y Estados Unidos, descritas por varios botánicos, se reconoce que algunas sorprendentes formas fueron clasificadas por algunas como especies verdaderas y por otras como variedades simples. El Sr. C. Watson, a quien estoy profundamente agradecido por la competencia dada de mil maneras, me dio una nota de 182 plantas inglesas que generalmente se consideran variedades, que algunos botánicos criaron para el rango de especies. Y debe observarse que descuidó muchas variedades más simples, que, sin embargo, son consideradas como especies por ciertos botánicos, y omitió en absoluto algunos géneros muy polimórficos. En los géneros que incluyen las especies más polimórficas, Babington tiene 251 especies y Bentham 112 solamente; Esta es una diferencia de 139 formas dudosas. Entre los animales que se unen para cada apareamiento y que deambulan mucho, las formas dudosas oscilando entre la especie y la variedad rara vez se encuentran en el mismo país, pero son frecuentes en lugares separados Algunos naturalistas eminentes clasificaron a muchas aves e insectos de América del Norte y Europa, que difieren muy poco entre sí, como especies bien definidas y otras como variedades o razas geográficas. Wallace demostró en varias memorias muy valiosas que publicó recientemente sobre los diferentes animales y principalmente sobre los lepidópteros del archipiélago malayo, que se pueden dividir en cuatro categorías, a saber, en formas variables, formas locales, razas geográfica o subespecie, y varias especies representativas. Las primeras formas o variables varían considerablemente dentro de los límites de la misma isla. Las formas locales son bastante constantes y distintas en cada isla; sin embargo, si se comparan todas las formas de las diferentes islas, las diferencias aparecen tan pequeñas y graduales que resulta imposible clasificarlas o describirlas, aunque las formas extremas están suficientemente definidas. Las razas o subespecies geográficas son formas locales bien definidas y aisladas; pero dado que no difieren entre sí en caracteres muy marcados e importantes, por lo que no puede establecerse mediante una prueba, sino solo por una opinión individual, que debe considerarse como especie y que como variedad. Finalmente, las especies representativas ocupan el mismo lugar en la economía natural de cada isla que las formas y subespecies locales; pero como un mayor grado de diversidad los distingue de lo que corre entre formas y subespecies locales, los naturalistas los consideran buenas especies. Sin embargo, es imposible indicar un criterio exacto por el cual se puedan reconocer formas variables, formas locales, subespecies y especies representativas. Durante muchos años, estableciendo una comparación de las aves de las islas Galápagos entre sí o con los de América, me impresionó profundamente la incertidumbre y la arbitrariedad de todos distinciones de especies y variedades. Hay muchos en los islotes del pequeño grupo de Madeira. insectos descritos como variedades en el admirable trabajo de Wollaston y que, sin embargo, muchos entomólogos elevarían al nivel de especie. Irlanda también tiene algunos animales que se consideran como variedad, mientras que algunos zoólogos los consideran una especie. Varios de nuestros mejores Los ornitólogos consideran nuestro gallo salvaje inglés solo como una raza distinta de la especie de Noruega, cuando la mayoría de los estudiosos forman una especie bien caracterizada y particular a Gran Bretaña. Una distancia notable entre los lugares ocupados por dos formas dudosas predispone a muchos naturalistas a clasificarlos como especies distintas. Pero, ¿qué distancia se puede considerar? suficiente? Si la distancia entre Europa y América es lo suficientemente grande, cuál será pasa entre Europa y las Azores, o Madeira, o las Canarias, o varios islotes de este pequeño archipiélago. Dr Walsh, un distinguido entomólogo de los Estados Unidos, describió recientemente variedades fitófagas y especies fitófagas. La mayoría de los insectos fitófagos viven en una especie o grupo de plantas: algunos viven indistintamente en muchas especies, sin ser cambiado. Ahora Walsh ha observado otros casos de este género, de insectos, es decir, que se encontraron en varias plantas, y que en el estado de larva o imagen, o en ambos estados, mostraron diferencias, pequeñas sí, pero constantes en el Color, tamaño o calidad de las secreciones. En algunos casos, solo se encontraron los machos, en otros, los machos y las hembras diferían ligeramente entre sí. Si las diferencias son bastante pronunciadas y se extienden a ambos sexos y a todas las edades, los entomólogos consideran que estas formas son buenas especies. Sin embargo, ningún observador puede responder a los demás, como se responde a sí mismo, la bondad de estas especies o variedades a las que pertenecen esas formas fitófagas. Walsh considera variedades esas formas, de las cuales presupone que, forzadas, se cruzarían; y como especies las que parecen haber perdido esta facultad. Dado que las diferencias dependen de lo que los insectos se han alimentado durante mucho tiempo plantas, no podemos esperar encontrar anillos entre estas diferentes formas. Por lo tanto al naturalista, el mejor criterio para decidir si tales formas dudosas deben considerarse variedades o especies se pierde. Lo mismo sucede necesariamente en organismos muy similares que habitan en diferentes continentes o islas. Sin embargo, cada vez que un animal o una planta está muy extendido en el mismo continente, o habita muchas islas del mismo archipiélago, y si presenta diferentes formas en los diferentes distritos; entonces podemos esperar encontrar las formas intermedias, que unen las formas extremas; y luego estos descienden al rango de variedad. Algunos naturalistas argumentan que los animales nunca presentan variedades; para en consecuencia, consideran que las diferencias más pequeñas tienen un valor específico; e incluso cuando se encuentra una forma idéntica en dos lugares distantes, o en dos épocas geológicas diferentes, llegan a suponer que dos especies diferentes están ocultas bajo el mismo hábito. La expresión de especies, por lo tanto, se convierte en una abstracción inútil, por la cual se entiende y se admite un acto creativo particular. Es cierto que muchas formas, consideradas como variedades por los jueces competentes, tienen estas características de especies, que son clasificadas como especies buenas y verdaderas por otros jueces de igual mérito. Y sería difícil discutir si estas formas son especies o variedades, hasta que no haya una definición de estos dos términos. Muchas de estas variedades bien marcadas o especies dudosas merecen una consideración especial, porque su distribución geográfica, variación similar, hibridación, etc., se basaron en argumentos para decidir el rango que les pertenece. Pero el espacio no me permite tratar este tema aquí. Un examen cuidadoso en muchos casos les enseñará a los naturalistas qué rango se debe dar a esas formas dudosas. Sin embargo, debemos confesar que precisamente en los países mejor explorados, se encuentra la mayor cantidad de tales formas. Me sorprendió ver, como de todos esos animales y plantas, que viven en un estado natural y son muy útiles para el hombre, o atraen su atención particular por otras razones, las variedades son conocidas en casi todas partes, que, además de esto , algunos autores creen especies distintas. ¡Cómo no se estudió exactamente el roble común! Sin embargo, cada vez que un animal o una planta está muy extendido en el mismo continente, o habita muchas islas del mismo archipiélago, y si presenta diferentes formas en los diferentes distritos; entonces podemos esperar encontrar las formas intermedias, que unen las formas extremas; y luego estos descienden al rango de variedad. Algunos naturalistas argumentan que los animales nunca presentan variedades; para en consecuencia, consideran que las diferencias más pequeñas tienen un valor específico; e incluso cuando se encuentra una forma idéntica en dos lugares distantes, o en dos épocas geológicas diferentes, llegan a suponer que dos especies diferentes están ocultas bajo el mismo hábito. La expresión de especies, por lo tanto, se convierte en una abstracción inútil, por la cual se entiende y se admite un acto creativo particular. Es cierto que muchas formas, consideradas como variedades por los jueces competentes, tienen estas características de especies, que son clasificadas como especies buenas y verdaderas por otros jueces de igual mérito. Y sería difícil discutir si estas formas son especies o variedades, hasta que no haya una definición de estos dos términos. Muchas de estas variedades bien marcadas o especies dudosas merecen una consideración especial, porque su distribución geográfica, variación similar, hibridación, etc., se basaron en argumentos para decidir el rango que les pertenece. Pero el espacio no me permite tratar este tema aquí. Un examen cuidadoso en muchos casos les enseñará a los naturalistas qué rango se debe dar a esas formas dudosas. Sin embargo, debemos confesar que precisamente en los países mejor explorados, se encuentra la mayor cantidad de tales formas. Me sorprendió ver, como de todos esos animales y plantas, que viven en un estado natural y son muy útiles para el hombre, o atraen su atención particular por otras razones, las variedades son conocidas en casi todas partes, que, además de esto , algunos autores creen especies distintas. ¡Cómo no se estudió exactamente el roble común! Sin embargo, cada vez que un animal o una planta está muy extendido en el mismo continente, o habita muchas islas del mismo archipiélago, y si presenta diferentes formas en los diferentes distritos; entonces podemos esperar encontrar las formas intermedias, que unen las formas extremas; y luego estos descienden al rango de variedad. Algunos naturalistas argumentan que los animales nunca presentan variedades; para en consecuencia, consideran que las diferencias más pequeñas tienen un valor específico; e incluso cuando se encuentra una forma idéntica en dos lugares distantes, o en dos épocas geológicas diferentes, llegan a suponer que dos especies diferentes están ocultas bajo el mismo hábito. La expresión de especies, por lo tanto, se convierte en una abstracción inútil, por la cual se entiende y se admite un acto creativo particular. Es cierto que muchas formas, consideradas como variedades por los jueces competentes, tienen estas características de especies, que son clasificadas como especies buenas y verdaderas por otros jueces de igual mérito. Y sería difícil discutir si estas formas son especies o variedades, hasta que no haya una definición de estos dos términos. Muchas de estas variedades bien marcadas o especies dudosas merecen una consideración especial, porque su distribución geográfica, variación similar, hibridación, etc., se basaron en argumentos para decidir el rango que les pertenece. Pero el espacio no me permite tratar este tema aquí. Un examen cuidadoso en muchos casos les enseñará a los naturalistas qué rango se debe dar a esas formas dudosas. Sin embargo, debemos confesar que precisamente en los países mejor explorados, se encuentra la mayor cantidad de tales formas. Me sorprendió ver, como de todos esos animales y plantas, que viven en un estado natural y son muy útiles para el hombre, o atraen su atención particular por otras razones, las variedades son conocidas en casi todas partes, que, además de esto , algunos autores creen especies distintas. ¡Cómo no se estudió exactamente el roble común! Sin embargo, un autor alemán establece una docena de especies por encima de las formas que los botánicos han creído hasta la fecha. variedades casi generalmente simples; y en Inglaterra, las máximas autoridades y las mejores prácticas pueden citarse en apoyo de la idea de que el roble sessiliflora y el pedunculado son especies bastante distintas, y para el otro, que son variedades simples. Aquí debo aludir a un trabajo reciente de A. De Candolle sobre los robles del mundo. Nunca un autor tenía en sus manos un material más rico para la distinción de la especie, ni podía estudiarlo. con mayor cuidado y sagacidad. Primero explica en detalle los diversos puntos, en los que varía la estructura de las diferentes especies, y calcula numéricamente la frecuencia de las variaciones. En particular, cita más de una docena de caracteres, que muestran variaciones, a veces en la misma rama, según la edad y el desarrollo, a menudo sin una causa conocida. Estos personajes, naturalmente, no tienen un valor específico; sin embargo, son aquellos que, como dice Asa Gray en su informe sobre la memoria antes mencionada, generalmente entran en la definición de la especie. De Candolle también dice que considera esas formas como especies, que difieren entre sí por caracteres que nunca varían en el mismo árbol y que no están conectados entre sí por formas intermedias. Después de esta presentación, que es el resultado de largos trabajos, acentúa las siguientes palabras: «Estoy equivocado aquellos que repiten que nuestra especie en general está bien limitada y que las formas dudosos constituyen una minoría débil. Esta opinión podría sostenerse, cuando un género era imperfectamente conocido, y su especie se basaba en unos pocos especímenes, es decir, eran provisional. Tan pronto como los conocemos mejor, se muestran las formas intermedias surgen dudas sobre los límites de la especie ». Además agrega que precisamente las especies más conocidas tienen el mayor número de variedades y subvariedades espontáneas. Quercus robur, por ejemplo, ofrece veintiocho variedades, todas las cuales, excepto seis, se agrupan alrededor de tres subespecie, que son Q. pedunculata, sessiliflora y pubescens. Las formas que unen estas tres subespecies juntas son relativamente raras, y si se extinguen, las tres subespecies, como observa Asa Gray, permanecerían en la misma relación, como las cuatro o cinco especies admitidas temporalmente que se agrupan cerca del típico Quercus robur. Finalmente, De Candolle confiesa que de las 300 especies que serán aceptadas en su Prodrome como pertenecientes a la familia del roble, dos tercios son temporales, es decir, no tan conocidos por satisfacer la definición de especies verdaderas mencionada anteriormente. Luego debo agregar que De Candolle no considera a las especies como creaciones inmutables, pero llega a la conclusión de que la teoría de la transformación de especies es la más natural y que "está mejor de acuerdo con los hechos de paleontología, geografía vegetal, geografía animal, estructura anatómica y clasificación'. Cuando un joven naturalista comienza a estudiarle un grupo de organismos completamente desconocido, al principio se sintió muy avergonzado de distinguir las diferencias que debe considerar como de valor específico, de aquellos que solo indican las variedades; porque no sabe a qué conjunto de variaciones es susceptible el grupo; Locchè demuestra la generalidad del principio de variación. Pero si enfoca su atención en una clase en una determinada la región, pronto llega a saber cómo debe afectar a las formas dudosas. El sera inclinado a formar muchas especies, encontrándose bajo la impresión de la diferencia de las formas que constantemente tiene bajo sus ojos, como el aficionado de las palomas u otras aves de las que ya he hablado; y porque todavía tiene poco conocimiento general de variaciones similares en otros grupos y en otros lugares que podrían rectificar esas primeras impresiones. Al ampliar aún más sus observaciones, encontrará nuevas dificultades, dividiéndose en una gran cantidad de formas similares; pero después de otras experiencias, finalmente podrá determinar con certeza lo que debe llamar variedad o especie; sin embargo, lo alcanzará solo admitiendo una gran variabilidad en formas específicas, que a menudo serán combatidas por otros naturalistas. Además, al estudiar las formas relacionadas derivadas de regiones actualmente separadas, en cuyo caso no puede esperar encontrar los enlaces intermedios entre las formas dudosas, tendrá que apegarse a la analogía puramente, y las dificultades serán mucho mayores. No hay duda de que todavía no se trazó una línea divisoria entre las especies y subespecies, es decir, entre aquellas formas que en el concepto de algunos naturalistas se acercan mucho, pero no alcanzan el grado de especie; nada menos que entre la subespecie y las variedades, bien caracterizadas, o incluso entre las variedades menos decididas y las diferencias individuales. Estas diferencias se fusionan en una serie insensiblemente graduada; ahora cada serie despierta en el espíritu la idea de un pasaje real. Por esta razón, creo que las diferencias individuales, aunque son de poca importancia para el sistemáticamente, son de suma importancia para nosotros, ya que forman el primer desapego hacia esas variedades leves que apenas vale la pena mencionar en las obras de historia natural. yo Considero las variedades más distintas y permanentes como el primer paso que conduce a más variedades. permanente y distinto, desde donde luego pasamos a la subespecie y la especie. La transición de un El grado de diferencia con otro superior puede atribuirse de alguna manera simplemente a la acción continua y prolongada de las condiciones físicas en dos regiones diferentes; pero no tengo mucha fe en esta opinión y me gusta atribuir las modificaciones sucesivas de una variedad que pasa de un estado muy poco diferente de la de la especie madre a una forma que la diversifica más, a la elección natural que actúa de tal manera que acumula las diferencias organizativas en una determinada dirección determinada, como explicaré más ampliamente en otros lugares. Por lo tanto, creo que una variedad bien separada debe considerarse como una especie naciente. El valor de esta opinión puede juzgarse por el complejo de hechos y consideraciones contenidos en este trabajo. Además, no es necesario suponer que todas las variedades, o especies nacientes, alcanzan necesariamente el rango de especies. Pueden extinguirse en el estado naciente; También pueden durar como una variedad por largos períodos, como Wollaston lo ha demostrado para ciertas conchas fósiles terrestres de Madeira, y Gastón de Saporta para las plantas. Si una variedad prospera hasta el punto de exceder en número a la especie parental, tomará el rango de variedad y la variedad de especies. De hecho, una variedad puede exterminar y suplantar a la especie madre; o ambos ponno existen como especies independientes. Pero volveremos a otra parte sobre este tema. De las observaciones anteriores parece que no considero el término especie excepto como uno palabra aplicada arbitrariamente, por conveniencia, a un conjunto de individuos muy similares entre sí y que este término no difiere sustancialmente de la otra variedad, dado a formas menos distintas y más variables. No de otra manera que la palabra. La variedad, en comparación con las diferencias individuales simples, se aplica de manera arbitraria y, de hecho, solo por conveniencia.
    • 1
  12. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione Salentino   

    Un pequeño canario capaz de adaptarse bien al clima cálido de nuestra tierra. Será solo lipocrómico, con colores vivos y mucha carga, por lo que también se permite la coloración. Tendrá la vivacidad de los ojos negros como las hermosas mujeres mediterráneas y estará muy interesado en todo lo que lo rodea, nunca debe estar letárgico y cansado. Cada pterigión tendrá que rociar vivacidad. Se mostrará en jaulas de York, con una percha circular de 10 mm. el "SALENTINO" seguirá siendo solo un deseo para dos megalómanos o se convertirá en realidad de la cultura canaria italiana. Es una danza terapéutica que se origina en el antiguo ritual curativo del tarantato, durante el exorcismo masivo del 29 de junio que tuvo lugar Se lleva a cabo, en la capilla de San Paolo en Galatina, patrona de todos aquellos que son mordidos por animales venenosos. En cualquier caso, el exorcismo también podría tener lugar en privado, dentro de las paredes de la casa, con la ayuda de panderetas, violines, armónicos bucales y otros instrumentos musicales. La paciente bailó durante horas presa de la epilepsia causada por el veneno, hasta que se agotó, cayó inconsciente en el suelo, pudiendo descansar temporalmente; El tormento del veneno no había terminado y se hizo sentir puntualmente cuando llegó el verano siguiente. Durante décadas no se ha hablado de ritos de tarantato y exorcismo; considerados como sinónimo de atraso y vergüenza, han sido eliminados y olvidados. Hoy el tarantismo ha desaparecido esencialmente; solo queda un bagaje cultural muy rico compuesto de canciones, leyendas, música y palabras que han sido redescubiertas y "exportadas" al resto de Italia y más allá de la nación.Reconocido oficialmente a nivel nacional en 2010. El origen de un mestizo entre un macho alemán con mechones y una mujer belga bossu, usado casi casualmente con el objetivo de actuar como enfermera para otros sujetos; pero nacieron algunos sujetos que tenían características interesantes que tenían el jorobado y el forelock, nos hicieron pensar en una nueva raza, es por eso que comenzamos a seleccionar el forelock, la forma y el tamaño, es decir, los sujetos más pequeños y jorobados se emparejan más Habrá igualdad en la descendencia. Con años de selección, ha sido posible llegar a la nueva raza actual de forma y posición suave, que es una de las nuevas razas con características típicas únicas que la distinguen claramente de todas las demás. 
    • 1
  13. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione canarino gibbosso   

    A mediados del siglo XX, cuando se comenzó a trabajar en la reproducción del sevillano refinado, que tenía plumas rizadas y marcadas, pero cuando se combinó con el canario rizado del sur, originario de las Islas Canarias, resultó esta ave. Fue en 1984, cuando este pájaro ganó una competencia en Alemania, que obtuvo la distinción y el nombre de canario español gilboso. La verdad es que sería fácil confundirlo con el canario italiano gilbous, pero sus dimensiones son un poco más grandes, alrededor de 17 centímetros, con un cuello más largo y proyectado hacia abajo. Además, las piernas son mucho más largas. En el cofre, los rizos del jabot se dirigen hacia la parte central, dejando el área del esternón desnuda. La cabeza, el cuello y el abdomen tienen un plumaje suave, mientras que en la parte posterior una línea central separa los rizos que caen simétricamente en ambos lados. También son los rizos siniestros que están en el flaco y forman un par de aletas curvas hacia atrás. Existen diferentes tipos de colores, el más característico es el amarillo con el plumaje manchado de un tono más oscuro. En las competiciones, el único que no está permitido es el que tiene el factor rojo. Cuando se encarama en el gancho, ¿forma un ángulo entre 45? 60º con respecto a su tronco, que se convierte en su característica más notable. No es un pájaro muy problemático, pero su apariencia hace que muchos se retiren de querer tenerlo en casa porque no es tan hermoso como los otros canarios. Sin embargo, no hay Canaria más amigable y más conectada con su propietario que el español llamativo. Al igual que su primo italiano lejano, la verdad es que no es un pájaro que ama mucho el movimiento dentro de la jaula. Entonces, solo una jaula con el tamaño correcto para que pueda estirar las alas de vez en cuando y que sea lo suficientemente grande como para que no se estrese. Esto debe ubicarse en un área donde no haya corrientes de aire y donde el la luz solar no directamente, ya que los cambios bruscos de temperatura suelen ser una de las principales razones de la muerte de estas aves. Su dieta es algo diferente de la de sus parientes, ya que se compone de una mezcla de semillas de aves, negro, nabina, avena, cabra, cría, semillas de cáñamo y semillas de lechuga. Muchos criadores recomiendan administrar un complejo vitamínico en el agua para que reciba los nutrientes que necesita, así como algunas frutas y verduras, bien lavadas y cortadas, para evitar que el animal se enferme debido a la falta de nutrientes. o agua durante los meses de verano. Es fácil de reproducir? La verdad es que no. Los novicios reproductores no deberían probar esta ave hasta que tengan más experiencia, ya que es muy difícil hacer que tengan un bebé o que se vean de la manera que usted desea. Es mejor tenerlo como espectáculo de aves o como mascota.
    • 3
  14. Perez ha aggiunto un messaggio nella discussione La Spirulina......   

    La espirulina se puede administrar a las aves durante todo el año, en particular recomendamos la administración diaria en la fase de preparación de los animales reproductores, o en el período previo a la ensenada, en el período reproductivo y durante la muda. Existen varios métodos de administración y una gran cantidad de recetas ya ampliamente probadas, tanto para uso general como para uso específico para algunas especies. La espirulina se debe considerar un suplemento alimenticio y, como tal, debe usarse sin exagerar, las dosis masivas pueden tener efectos contraproducentes, opuestos a los beneficios perseguidos, el uso indiscriminado, dado el alto contenido de proteínas, puede causar diarrea fácilmente. La dosis normalmente recomendada varía de 0.5% a 1%, o de 5 a 10 gramos por kg de alimento. Si se agrega espirulina a los alimentos húmedos, se recomienda no exceder la dosis de 0.5%, en alimentos secos se puede agregar en mayores cantidades, hasta la dosis máxima de 1%. Es bueno evitar dejar Spirulina a disposición de las aves durante demasiado tiempo, especialmente durante los días calurosos para evitar fermentaciones que desarrollen sustancias nocivas para la salud de las aves. En este sentido, siempre es una buena idea reemplazar estos alimentos al menos dos o tres veces al día y, en cualquier caso, eliminarlos por la noche para que no queden disponibles para las aves a la mañana siguiente.La única nota negativa radica en el hecho de que la espirulina tiende a disminuir la palatabilidad de los alimentos (especialmente para los pinzones europeos, los canarios lo aceptan inmediatamente sin problemas y son codiciosos si se les suministra cuscús y / o tortilla), Por lo tanto, es una buena práctica insistir en que las aves se acostumbren al nuevo sabor. 
    • 0
  • advertisement_alt